The Avalanches - Since I Left You

Recuerdo empezar esta década con las frecuencias de esta canción retumbando en casi todo el espectro electromagnético de mi ciudad. Esta canción trae muchos recuerdos a mi cabeza pero prefiero no mencionarlos ya que siempre trato de evitar la maldita nostalgia, sobretodo en lo que a canciones se refiere, eso sí, la batalla con la nostalgia por lo general la pierdo, pero espero ganar la guerra.

Esta es una pieza amable, muy fácil de digerir y de una consistencia única, todo eso pese a ser compuesta por pedazos y retazos de muchas otras canciones. Pero ahí está precisamente la magia de esta canción y de este álbum, la capacidad de transformar elementos de otras piezas y convertirlos en canciones pop que en todo momento suenan naturales, que no son simples juegos de mix o mashups. En esta canción, por ejemplo, las flautas, los violines y los coros se unen a los sintetizadores (que además son muy sutiles) para moldear una serie de sonidos que nunca suenan artificiales ni mezclados, y que además, no sólo invitan al baile sino que también transmiten tranquilidad.

El video juega mucho con esto, mostrando a unos mineros en blanco y negro que salen de la tierra para verse envueltos en una especie de audición de baile con lindas mujeres y unos jurados con cara de profesores de Oxford (en un muy buen homenaje a Flashdance, por cierto), luego uno de los mineros empieza con movimientos algo torpes a seguir la canción para terminar tomándose el lugar con una coreografía completa y llena de movimientos muy fluidos. Tan fluidos como los sonidos de Since I Left You, una de las canciones que con su frescura inyectaba algo de esperanza a la nueva década que se veía venir, se separaba totalmente de los alienados noventas para sumergirse en la sacarina de la nueva década y por qué no, del nuevo milenio.

1 comments:

Alexander Rojas dijo...

Esta es precisamente la clase de música que me gusta escuchar cuando quiero descansar de Zappa o Alice in chains.

Yo, por otro lado, sigo preguntándome, a que horas escucha usted tantas cosas.

Ps. Acá recuperando la costumbre de dejar comentarios :)